26 jul. 2009

El Mago Olvidado: Nikola Tesla

Buen día a todos queridos lectores del Uróboro de Kekulé, en esta ocasión les escribo un artículo muy especial. ¿Recuerdan algunos de Ustedes cuando se les preguntaba en su infancia (y algunos en la actualidad) quién es su superhéroe favorito o a qué individuo admiran más? Bueno, en lo personal me provoca un sentimiento semejante escribir éstas líneas sobre el científico cuya labor y trayectoria me impresionan de sobremanera. Visionario, metódico, autodidacta, trabajador y su sorprendente capacidad analítica son algunas de las virtudes que le llevaron a proponer las bases de la radio, rayos X, comunicación sin cables (internet o satélites), resonancia y su logro más reconocido pero no más importante: la Corriente Alterna (AC). Nikola Tesla fue un científico solitario y con hábitos excéntricos: no le gustaba estrechar las manos de sus colegas y prefería trabajar por su cuenta en sus proyectos, entre otros.

Nikola Tesla encabezó, junto con su antiguo jefe, Thomas Alba Edison, una de las batallas más grandes de la ciencia titulada "La Guerra de las Corrientes "(Corriente Directa DC vs Corriente Alterna) AC en donde ambos expresaban sus mejores argumentos para utilizar su mecanismo en la temprana distribución de la electricidad en Estados Unidos de América. Nikola Tesla, subestimado por Edison, era ignorado e insultado por sus ideas revolucionarias cuando trabajaba en la "Continental Edison Company". Al final de la guerra los mecanismos de Corriente Directa, propuestos por Edison, se tornaron obsoletos y los generadores AC comenzaron su auge, manteniéndose en la actualidad. Ambos científicos rechazaron su nombramiento al Nobel de Física por sus aportaciones a la creación de la Radio al saber que compartirían en nombramiento, resultando Marconi el único poseedor del distinguido premio.

Si bien, las aportaciones científicas de Tesla han sido numerosas, su mayor obra de ingeniería es el Wardenclyffe (imagen izquierda). Un invento incompleto que, quizás, sale de la percepción e imaginación de cualquiera lector (incluyéndome) y que raya en la fantasía. Su propósito consistía en generar energía que se transmitiría a través de la ionósfora (espacio terrestre que transporta energía) y que llegaría a un receptor que transformaría la energía. Si éste invento hubiese llegado a concretarse, no requeriríamos de cables para transmitir la energía y cualquiera podría hacerse de ella. La comunicación (internet, radio, teléfono) sería ilimitada y los adelantos tecnológicos de la actualidad serían obsoletos. Sin embargo, son palabras grandes para una sola persona que carecía de amistades y de financiamiento. El Wardenclyffe nunca llegó a utilizarse para su propósito y ahora cumple su papel como elemento recurrente en cómics y novelas de ciencia-ficción.

Finalmente, no se me ocurre una mejor manera de concluir éste artículo que con la anécdota que el mismo Tesla le contó personalmente a John O'Neil, un historiador que abordó su vida.

Nikola Tesla había alimentado pichones por años. Entre ellos, existía un pichón hembra que sobresalía de las demás y que solía seguir al científico a todos lados y Tesla no pudo evitar encariñarse con ella. Como él le expresó a O'Neil "Sí, amé a ese pichón, la amé como un hombre ama a una mujer, y ella me amaba también"; Nikola Tesla cuidaba y procuraba a la pequeña, cuando ella se enfermaba él mismo la curaba.

Una noche, él yacía en su cama acostado y un ave se aproximó a su ventana para luego llamar su atención tocando su ventana. Tesla sabía la noticia con anticipación: ella estaba muriendo. "Y así, cuando recibí su mensaje, vino una luz de sus ojos, una luz segadora y danzante, más poderosa que cualquiera producida en mi laboratorio". El pichón había muerto y sabía que algo se había ido de su vida...pero también sabía que su trabajo permanecería para siempre en la historia del hombre.

Espero que hayan compartido conmigo el interés y curiosidad por éste gran científico queridos y ávidos lectores del Uróboro de Kekulé. A continuación les dejo un vídeo que resume la vida de Nikola Tesla brindándole, además, un toque Hollywoodense que conmoverá al más ecuánime. ¡Hasta la próxima!



6 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué tal.
También me fascina la historia de Tesla, pero no más que su genio y sus ideas, inventos, o bocetos de inventos en algunos casos. Empero, admito que no he estudiado Física a profundidad ni tampoco el legado de Tesla, sino mediante sitios de divulgación como éste.

Me gustaría mencionar que, a mi parecer, últimamente se han estado dando más a conocer su personalidad y su obra, precisamente a través de canales de divulgación científica e incluso películas, como en el caso de "Coffe & cigarrettes" o "The prestige" ("El gran truco"). Sin embargo, me gustaría saber la opinión de ustedes y de otros lectores al respecto: yo creo que desafortunadamente la visión en dichos medios es muy pobre comparada con el verdadero legado de Tesla, y que hay muchas cosas más valiosas y menos fantasiosas que rescatar de su persona.

En fin, dicen que cualquier publicidad es buena, ¿no? Quizá sea lo mismo con la ciencia.

Ah, y por cierto, ¡buen trabajo con este blog!

Sando0ra Ediit0 dijo...

hola chavos! ps son buenas sus aportaciones, y ps sin mucho que comentarles; sin embargo si me llevo muchas cosas nuevas cada vez que entro a leer sus curiosidades.

Daniel Ricardo dijo...

Qu chida entrada :D

se te olvidó decir que tesla era asexual XD

Mariana dijo...

Me fascino este post, la verdad que yo no sabía mucho de la vida de este hombre, salvo que el había descubierto la corriente alterna. Me parece que valdría la pena recuperar sus investigaciones e ideas para transmitir energía sin cables, pues sería incluso mejor que la idea de los superconductores. En cuanto tenga tiempo libre buscaré más sobre su vida. Un saludo Gonzalo.

el_jamaspensante dijo...

Muy buena entrada majo!
La verdad es que no sabia apenas nada de la vida de este señor e interesante es un rato!
Muy buen trabajo y espero impaciente tu nueva entrada!
Mientras tanto, siempre hay momentos para charlar en el Quay!

Anónimo dijo...

Tesla es maravilloso =)