16 nov. 2008

El corrido del México sin Saber...

En los corridos mexicanos se cuentan comúnmente historias fantásticas, anécdotas, mensajes, etcétera. Así, es un buen ejercicio para plasmar el futuro de un México que perdió el camino, un México que perdió el espíritu científico y tecnológico en la cultura nacional. Personajes como Ruy Pérez Tamayo han sintetizado el problema del descuido del Estado a la ciencia en México...

Por: Joel N. Jiménez Lozano

En los corridos mexicanos se cuentan comúnmente historias fantásticas, anécdotas, mensajes, etcétera. Así, es un buen ejercicio para plasmar el futuro de un México que perdió el camino, un México que perdió el espíritu científico y tecnológico en la cultura nacional.

Personajes como Ruy Pérez Tamayo han sintetizado el problema del descuido del Estado a la ciencia en México, en sus propias palabras, asevera: “Siempre he pensado que la ciencia no es pobre porque vivamos en un país subdesarrollado, sino que somos un país subdesarrollado por que nuestra ciencia siempre ha sido y sigue siendo pobre”.

Y es que no hay que confundir la presencia entre nosotros de dispositivos del desarrollo tecnológico, las computadoras, el avión, los celulares, etcétera, con el verdadero cambio cultural que resultaría de la incorporación del espíritu de la ciencia en todos los niveles de la actividad humana y en todos los estratos de nuestro pensamiento.

La ciencia como parte integral de una cultura, entre una de sus ventajas permite evitar la recurrencia del hombre a la autoridad para resolver sus dudas, fomenta su búsqueda de respuestas dentro de un marco racional situado en la realidad y de acuerdo a principios de valor objetivo que excluyen el dogma y las situaciones mágicas como criterios de validez para aceptarlas. Incluir una madurez intelectual entre nuestras virtudes personales permite descartar con mayor facilidad entre la demagogia y la verdad, lo que dificulta la manipulación mezquina e interesada de la realidad por políticos, medios de información y otros tergiversadores profesionales de la realidad.

El descuido institucional en México hacia la ciencia y tecnología es cada vez más alarmante, por citarlo en números, el gobierno actual, redujo la inversión en este sector de 0.4 a 0.35 del PIB (Producto Interno Bruto), siendo el gobierno de Calderón el más avaro con la ciencia desde hace 20 años (LaJornada, 17/05/07), en la Unión Europea paso a 2.26, EUA lo incremento a 2.68, China a 1.23, Corea a 2.91 y Brasil a 0.97. La UNESCO, una de las agencias de las Naciones Unidas especializadas en el tema, señala que para ser un país competitivo debería al menos destinarse 1por ciento del PIB, y entre otros, que 40-60 porciento de los jóvenes (18-24 años) tengan acceso a la educación superior, algunos números: EUA 64 por ciento, México 20 por ciento.

¿Qué puede hacerse ante este panorama Dantesco?, donde se apuesta al México de “maquila”. ¿Cuándo habrá un cambio realmente significativo?. La incursión de transnacionales esta en constante aumento, la búsqueda de mano de obra barata y otros beneficios como el explotar los recursos naturales ajenos, hacen de México un buen candidato para su posicionamiento.

La ineptitud de nuestras autoridades inclusive puede ponernos en peligros que van mas allá del económico, por ejemplo, la creciente ola mediática al desarrollo de biocombustibles, ¿Es en realidad propicio para México?, el sobrexplotar las tierras no parece buena idea a primera instancia, en consecuencia en un futuro será mas rentable “alimentar” el automóvil que alimentar al propio humano. Desarrollo de ciencia y tecnología, como energía eólica, solar e inclusive nuclear, podrían ser mejores vías a mi parecer. Otra área importante en jaque, es el estudio del impacto del calentamiento global en México, estudios y métodos de prevención ó confrontación a problemas de esta índole deben emprenderse en el futuro inmediato.

La gran pregunta sería como confrontar este problema de descuido en el desarrollo de la ciencia y tecnología mexicana, generar estrategias a mejorar los niveles básico, medio y superior, son un buen inicio; además de aplicar planes que actúen de manera individual, como forjar un interés real en los jóvenes estudiantes en el aspecto académico. Confiar en nuestras propias capacidades, el importar tecnología ó ciencias, como patentes, métodos, etc., podría evitarse. Reforzar las instituciones de nivel superior y aquellas dedicadas a la investigación, proveer de mayor acervo bibliográfico, como revistas científicas, mayor equipo para investigación básica y avanzada, el cual podría iniciarse reduciendo los sueldos y beneficios innecesarios de políticos de alto nivel y/ó disminuyendo los favores fiscales de las grandes empresas sin afectar a sus empleados, por supuesto.

Y debe quedar asentado que la ciencia es benefactora, lo invertido en ella se devuelve con creces, no solo insumos sino conocimiento mismo. Los autonombrados países desarrollados lo tienen muy claro e invierten en la ciencia y la toman como parte de su cultura, el vecino del Norte, inclusive le ha valido la estrategia de adoptar académicos y estudiantes de diversos países hecho que ha elevado considerablemente su nivel, plano en el que nunca se ha considerado el levantar muros.

El problema ha sido detectado desde hace tiempo, busquemos en conjunto una solución rápida y eficaz en lo venidero, aun es tiempo de recuperar esos valores perdidos que teníamos muy presentes en el México antiguo antes de la invasión, miremos al potencial de desarrollo intelectual y tal vez el siguiente corrido deje de ser solo una imagen bizarra del futuro México:


Bajaba por la Sierra entre árboles y matorrales,
era el Beto y su trocka cargada,
evitando federalescerca de la garita Norte,
la maquina sonabaa los Federales alertaba,
la persecución comenzaba.

Es el “Águila del Norte” los oficiales radiaban,
es de los más buscados,
el comandante aseguraba,
Y es que el gobierno “gabacho” también lo pretendía,
sus hazañas por Sonora a todos sorprendía.

Al kilómetro 15 un reten lo espero,
5 tiros sonaron, uno al Beto hirió,
la trocka se detenía, Beto ya no más podía.

Asegurada la trocka la carga le revisaban,
es la carga prohibida, el comandante informaba,
Aquí están todos estos libros,
y miren de todos traía,de Matemáticas, de Historia hasta de Filosofía.

Era el año 2079, México era oprimido,
el neoliberalismo era ampliadamente establecido,
a la gente no se le permitía el Saber,
El Capital reinaba y nada se podía hacer.

El imperialismo cultural era el que regía,s
e renunció a la personalidad propia y se apostó a la moda,
se homogeneizo la cultura,
y se hizo culto al consumismoya nadie recordaba qué era el socialismo.

Beto murió al instante, ya no más pudo aportar,
su causa era muy grande,
al Pueblo quería educar.
Aquí yace otro idealista por tratar de fomentar,
el libre pensamiento con el fin de progresar.



*Departamento de Ingeniería Mecánica y Aeroespacial. Universidad de Notre Dame. Notre Dame, Indiana, EU.

Que triste de siente leer esto, pero es un realidad un tanto utopica que sí como sociedad no comprendemos la magnitud de invertir en la educación y los frutos tan grandes que esto dará no saldremos se ser un país atractivo solo por sus mano de obra barata y los vestigios del pasado. Lo que más sorpresa me da es quien publica la noticia.

Gracias lectores constantes por leernos, con especial saludos a Erzy Cruz un lector distinguido y gran amigo.

No hay comentarios: