14 feb. 2009

El Vidrio de Oro: Púrpura de Cassius

Apreciables lectores del Uróboro, el presente artículo se encuentra dedicado para todas aquellas personas que gustan de las artesanías, aquellos objetos que nos brindan de una identidad característica y que nos permiten plasmar y conservar las tradiciones de nuestro hermoso país a través de sus elaboradas y detalladas formas.




Unos días atrás, me encontraba caminando sobre una calle céntrica de Xalapa junto con mi querida novia, cuando pasamos una tienda de artesanías ella me señaló un vidrio rojo con un interés notorio, yo le dije que eran rojos porque tenían pequeñas trazas de oro y eso ocasionaba que tuvieran un precio elevado. Mi padre solía tener una casa de artesanías en mi infancia y me contaba la complejidad de su diseño y construcción.

Sin embargo, ahora me gustaría compartirles a ustedes esta interesante costumbre que data de varios cientos de años, incluso, los antiguos Romanos sabían que al añadir oro al vidrio podían convertirlo a un material coloreado cuando se calentaba a una temperatura controlada. El nombre de esta técnica del siglo XVIII es llamada "Purple of Cassius". Se preguntarán ¿Por qué Púrpura de Cassius?

Primero que nada, hay que comprender a qué se debe el color en algunos metales como el oro y el cobre o su ausencia como en la plata. Como recordarán en sus clases de química, sabemos que un átomo cuenta con orbitales en los cuales se encuentran electrones girando. En el caso de los metales, los orbitales y electrones son numerosos. Cuando incide algún tipo de energía (como la luz) sobre ellos, los electrones "suben" a un orbital mayor como producto, a esto le llamamos "estado exitado" y después vuelven a su estado original, sin embargo, cuando lo hacen, emiten un color que puede percibirse por nuestros sentidos, este depende de su configuración electrónica.

Observando el hermoso color del oro, Andreas Classius pensó en una manera de hacerlo un colorante. Primero utilizó una potente solución llamada Agua Regia (HCl y HNO3 concentrados), la cual es tan corrosiva que es capaz de disolver metales. Posteriormente, Classius anotó en su bitácora que para crear su solución coloidal debía mezclar oro y estaño en Agua Regia y colocarlos en diferentes recipientes. Luego, debemos adicionar a un tercer recipiente con agua algunas gotas de la solución con oro y luego del recipiente de estaño hasta tener la tonalidad rojiza que se desee. Finalmente debemos lavar el precipitado resultante, el cual es un rojo muy atractivo y el cual resulta un colorante muy lucrativo en la industria del vidrio, ya que no requiere de uan cantidad excesiva del metal.

Por otro lado, numerosos metales se aprovechan en procesos análogos debido a sus propiedades como colorantes del vidrio. Algunos ejemplos son:
  1. Óxido de Cobalto - Azul-Violeta
  2. Óxido de Niquel - Violeta
  3. Óxido Crómico - Verde esmeralda
  4. Óxidos de Carbono - Café ambar
  5. Óxido de Uranio - Amarillo fluorescente
Espero que hayan disfrutado de esta nota llena de conocimiento adquirido de manera empírica por aquellos científicos de la antigüedad. No olviden que una artesanía elaborada por manos mexicanas puede resultar uno de los regalos más originales para sus seres queridos. Un cordial saludo a todos nuestros lectores, les deseo un excelente inicio de semana.

Si desean más información pueden consultar las siguientes ligas:
  • http://www.webexhibits.org/causesofcolor/9.html
  • http://www.gutenberg-e.org/lowengard/C_Chap33.html
  • http://geology.com/articles/color-in-glass.shtml

1 comentario:

Héctor dijo...

Muy buen post.. ojalá mucha gente se diera cuenta de el verdadero valor de la artesanía nacional. Buen post y buen aporte para la extracción de oro.

Saludos