26 ene. 2009

Crepúsculo...la otra historia

Bienvenidos nuevamente al Uróboro de Kekulé apreciados cibernáutas y curiosos lectores. En esta ocasión les compartiré uno de los temas que más han cautivado atención en mis semanas sabáticas de la facultad de química, se trata de una rara enfermedad metabólica llamada Porfiria.





Así como muchos de ustedes, amigos XY, me he visto en la situación de encontrarme en la taquilla de su sala de cine más cercano comprando un par de boletos para la función de la afamada cinta de vampiros "Crepúsculo" junto con mi novia. Luego de salir de la sala, con peristálsis gracias a las palomitas de maíz y a mi refresco, decidí indagar sobre el origen de los vampiros en la ciencia ficción, quedando claro que muchas de mis colegas de la facultad quisieran que la ficción fuera más realidad que un protón dando vueltas a un núcleo con electrones y neutrones. En fin, los resultados de mi pesquisa son los siguientes:

Primero que nada, debemos saber que una proteína que bombea nuestro corazón hacia todo nuestro cuerpo se llama Hemoglobina. La hemoglobina, como saben, transporta oxígeno desde los pulmones hacia los tejidos celulares que lo necesitan. Desde el punto de vista químico, se compone de una cadena de grupos hemo (Porfirina + ion Fe en el centro). El ion metálico del grupo hemo le confiere el color rojo característico que observamos cuando se nos es practicado un análisis sanguíneo. En la siguiente figura observamos la estructura molecular del grupo hemo.


Sin embargo, existe un trastorno metabólico, generalmente transmitido por herencia, llamado Porfiria. Este término se le aplica a la deficiencia de enzimas que intervienen en la biosíntesis del grupo hemo, tan necesario para las necesidades de los mamíferos y, en la cual, permanecen gran cantidad de porfirinas en el organismo sin el ion férrico.

Se sabe que de los ocho diferentes tipos de porfiria, tres de ellos producen fotosensibilidad, que es la intolerancia a la luz debido a que la reacción que esta produce en el organismo debido al alto contenido de porfirinas en el plasma. Se sabe que la acción de la luz con las porfirinas produce una excitación electrónica en la molécula que, por medio de un proceso de transferencia de electrones, da lugar a la formación de radicales libres a partir de otras moléculas que se encuentran próximas. ¿Coincidencia con Drácula y Edward Cullen? No, L. Lills en 1963 publicó "On porphyria and the AEthiology of werewolves", en el que cita las similitudes entre el padecimiento y el folklor en las historias de vampiros y hombres lobo.

Los radicales libres, productos de la reacción fotolítica, destruyen tejidos cercanos y, como consecuencia, la piel se recubre de ampollas y los huesos se corroen. Esto, en fases avanzadas de la enfermedad, puede llegar a provocar lesiones en las orejas y naríz, labios deformados y encías descarnadas. Además, la porfiría produce cuadros de anemia, la cual produce palidez y debilidad como dos de sus síntomas.

Finalmente y como dato adicional, el término porfirina se deriva del griego porphura, que significa púrpura. Esto se debe a que la porfirina es un macrociclo altamente conjugado (con muchos dobles enlaces) y, como consecuencia, es altamente coloreado debido a su cromóforo, en otras palabras, debido a sus dobles enlaces es una molécula con electrones capaces de absorber energía o luz visible.

Como dato curioso número dos y para todas las chicas interesadas en encontrar a su vampiro de película. Es sabido que las porfirinas son altamente excitables a las luz UV (pueden pedírsela prestada a alguna cajera de supermercado, es la que utilizan para verificar si un billete es falso), si el sujeto "brilla" cuando le aplican la luz UV significa que encontraron a un vampiro o a una persona con riesgo a padecer porfiria.

Eso es todo por el momento amigos lectores, espero que se hayan entretenido al leer estos datos interesantes sobre la ciencia de los vampiros. Me despido de ustedes no sin antes agradecerles por su tiempo dedicado a leer el blog y por su curiosidad por el mundo que nos rodea. Un gusto saludarles y espero encontrarme frente a sus ojos en otra ocasión.

Pueden encontrar más información en:

  1. http://www.sciam.com/article.cfm?id=born-to-the-purple-the-st
  2. http://en.wikipedia.org/wiki/Porphyria
  3. http://centros5.pntic.mec.es/ies.victoria.kent/Rincon-C/rincon.htm

No hay comentarios: