23 ene. 2011

Venustrafobia...o el efecto Raj Koothrappali

Ivanovic y  su Yonex. Peligro
¿Qué tal, estimado lector del Uróboro de Kekulé? Con mucha gratitud por su tiempo al leer el presente texto, me permito desearle mucho éxito para el presente año, mismo que el Uróboro de Kekulé iniciará con una nota muy "humana" con la que más de uno de Ustedes se sentirá identificado. Hace un par de días, lleno de ocio,  me encontraba leyendo las actualizaciones de distintos Journals y, como si fuera cuestión de azar, la oxitocina, conocida por mucho como la molécula (hormona) del amor me llevó al Journal of Experimental Social Psychology, el cual, según su factor de impacto de 2.239, nos indica que es de los más leídos por los especialistas en el tema (el más alto es de 5.35). Seguí en mi búsqueda hasta llegar a un artículo de los más relevantes en el 2009, titulado "Interacting with women can impair men’s cognitive functioning" o, dicho en otras palabras, "la belleza y la tontería van siempre en compañía", siendo el primero para el género femenino y el segundo para el masculino.

Excepciones
Uno de los problemas más comunes con los que el hombre heterosexual tiene que lidiar para mantener su herencia segura, como dice el estudio, es dejando una buena impresión en su pareja. Para ello, numerosos estudios, como el encabezado por David Buss, han concluido que la autopresentación con personas del sexo opuesto es mucho más exigente intelectualmente que con la del mismo. Esto no siempre es fácil. El manejo de la impresión implica un monitoreo y la modificación del comportamiento de uno para optimizar la impresión general que el individuo quiere dejar en su compañera de interacción, llevando a una actividad que demanda mucho esfuerzo en el control congnitivo del hombre. La mala noticia es que de acuerdo al modelo de autoregulación de recursos (Baumeister y Heatherton, 1996), el control congnitivo (para la autoregulación) depende de un recurso limitado que cuando se busca impresionar a una mujer se va agotando y , lo hace en mayor medida, cuando el hombre considera a la mujer altamente atractiva. Cuando esto sucede puede resultar peligroso, patrones de comportamiento como: arrogancia, hablar mucho o un interés bajo/excesivo salen a la luz e impiden una convivencia óptima entre ambas partes. Como dato adicional, algunos factores como una mala coordinación interpersonal, el momento de la interacción y, para gente prejuiciosa, las relaciones entre razas distintas llevan a un deterioro del control cognitivo.

Habilidades sociales: autopresentación
Pero ¿a qué se debe este fenómeno? Abbey y Vohs demostraron con sus estudios que lo anterior puede ser debido a que los hombres tienden a buscar el interés sexual del comportamiento del sexo opuesto y, generalmente, lo sobreestiman. Dichos estudios indican que las interacciones entre géneros activan objetivos de reproducción, especialmente en hombre, llevando al agotamiento del control cognitivo y, por ende, a la baja autoregulación. Existen variantes cuando el hombre o la mujer buscan relaciones cortas/largas.

El objetivo de la presente investigación fue reforzar los estudios mostrados con anterioridad, mostrando que los altos niveles de autopresentación disminuyen los recursos cognitivos, resultando en interacciones pobres. Se realizaron dos estudios cuyos objetivos específicos fueron tres:
  1. Analizar si los recursos cognitivos disminuyen con mayor rapidez cuando el hombre considera a la mujer atractiva. Asumiendo que los niveles de autopresentación deben ser mayores.
  2. Demostrar que la autopresentación entre miembros del sexo opuesto es mayor que el los del mismo.
  3. Analizar si los hombres en una relación sentimental mostrarían más o menos control cognitivo.
Estudio 1


Cuarenta estudiantes de género masculino (edad promedio 20.6) participaron y fueron asignados de manera aleatoria a personas del mismo sexo o del sexo opuesto siguiendo instrucciones detalladas en paneles dentro del complejo.
Rajesh Koothrappali personificando el artículo

Resultados: 
  • Los participantes que primero mantuvieron una conversación con personas del mismo sexo y luego con personas del sexo opuesto se desempeñaron peor en la segunda tarea.
  • No existió una diferencia significativa entre el desempeño de los participantes en una relación y los libres.
  • La atracción percibida por los participantes se manifestó de manera negativa en su desempeño de interacción.
Estos resultados sostienen las predicciones acerca de que la interacción con una mujer puede afectar en el desempeño cognitivo del hombre. Esto puede ocurrir especialmente cuando el hombre tiene un fuerte deseo por formar una impresión favorable (por ejemplo, cuando interactúan con mujeres atractivas para ellos).

Estudio 2

Con el objetivo de ampliar el Estudio 1, se usó una medición diferente de función cognitiva, ahora en participantes de ambos sexos, 53 hombres y 58 mujeres. En este estudio, más allá de medir la atracción por el sexo opuesto, se midió el manejo de autopresentacón en hombres y mujeres, lo cual, se cree que sería mayor cuando son integrantes del sexo opuesto.

Resultados:
  • Los hombres mostraron un mayor esfuerzo por manejar la impresión que presentaría cuando se encontraron con el sexo opuesto más que con el mismo sexo.
  • En las mujeres, el nivel de manejo de impresión no fue significativamente afectado por el género. Aunque se mostró un nivel considerado de manejo de autopresentación.
  • No existió una diferencia considerable cuando el individuo se encontraba en una relación. Sin embargo, en el hombre la autopresentación continuó siendo elevada cuando hablaba con mujeres, lo cual, en su mayoría mostraba un pobre desempeño cognitivo.
Summer Glau de Firefly con Howard Wolowitz
En conclusión, es posible decir que las interacciones entre sexos distintos, en ocasiones pueden resultar torpes debido a que dicha interacción es capaz de producir alteraciones en la función cognitiva de los individuos, en especial, en los hombres, quizás hasta el punto de causar venustrafobia o el temor hacia las mujeres hermosas.


Además, en relación con la autopresentación, los participantes de género masculino mostraron alteraciones mucho más fuertes cuando, para ellos, la participante femenina fue percibida como más atractiva (Estudio 1), mostrando mayor nivel de manejo de impresión (Estudio 2). En algunas mujeres, el deseo por impresionar al hombre les llevo a un  mal desempeño con sus habilidades cognitivas. Cabe mencionar que idiosincrasia personal y social, así como la edad, son factores a tomarse en cuenta.

How to be a nerd and get a girlfriend

Como comentario final, habiendo analizado varios artículos de los Journals de psicología, es posible apegarme al 57.5% de los mexicanos que creen que los científicos pueden ser peligrosos debido a sus conocimientos según una encuesta reciente del INEGI-Conacyt, o al menos pensar que algunos biólogos y/o psicólogos tienen mayor probabilidad de encontrar pareja que químicos o contadores. Esperando que el artículo haya resultado de su agrado, me despido agradeciéndole por su valioso tiempo. Nos agradaría mucho conocer  sus dudas, comentarios y/o sugerencias.

Hasta las próximas letras.

Referencias
  1. Karremans, J., T. Verwijmeren, et al. (2009). "Interacting with women can impair men's cognitive functioning." Journal of Experimental Social Psychology 45(4): 1041-1044.
  2. Vohs, K., R. Baumeister, et al. (2005). "Self-regulation and self-presentation: Regulatory resource depletion impairs impression management and effortful self-presentation depletes regulatory resources." Journal of Personality and Social Psychology 88(4): 632-657.
  3. Buss, D. and D. Schmitt (1993). "Sexual strategies theory: An evolutionary perspective on human mating." PSYCHOLOGICAL REVIEW-NEW YORK- 100: 204-204.
  4. Baumeister, R. and T. Heatherton (1996). "Self-regulation failure: An overview." Psychological Inquiry 7(1): 1-15.

3 comentarios:

Mariana dijo...

He presenciado tantos de estos casos...lengua trabada, mejillas sonrojadas, etc,etc...siempre cuando mejor quieres quedar ja. Ahora demostrado científicamente. Interesante Gonzalo.

Peter Lobatuz dijo...

Wooo Wooo Genialisimo Gonzalo , aparte que los datos son de un interes formidable, me encanto mucho esta nota, aun que creo que la influencia del medio tiene una gran carga en los comportamientos y funcionalidades del ser humanos, por lo que seria formidable hacer un comparativo de sujetos en distintos medio y estimulos

Anónimo dijo...

Es gracioso...
lo que pasa por mi cabeza a la hora de ver una mujer hermosa es:
-No voy a intentarlo y de intentarlo es casi imposible (con mi tamaño y aspecto) que me acepte y de aceptarme, le doy 1 dia para que vea a otro y se me desaparezca... gracias a esa linea de razonamiento y a mi poco interes por perpetuar mi defectuosa combinacion de genes (no me palinterpreten, los genes de mis padres son buenos, la combinacion de ellos en "yo" es el error), la Venustrafóbia, muy dificilmente afectará esta cabezita... me desenvuelvo muy comodamente entre las mujeres bellas ya que si no tengo oportunidad alguna de llegar a nada con ninguna de ellas, ¿para que carajos preocuparme en primer lugar?...